ASCENSORES

Ascensores por el interior de la escalera

El CTE (Código Técnico de la Edificación) marca una anchura mínima de escalera a respetar, a partir de la cual puede cortarse la escalera existente y utilizar el espacio resultante para el hueco de ascensor.

Este ancho de escalera, varía según el número de ocupantes posibles del edificio, por lo que depende de la superficie de las viviendas para que los usuarios posibles puedan evacuar el edificio en caso de emergencia
Cada ayuntamiento, establece también unas exigencias para esta anchura mínima a respetar.
Por otro lado, debemos tener en cuenta si existe local, garaje, étc., en la vertical del hueco, pues debe indemnizarse o negociarse esta ocupación, por afectar a elementos privados que no pertenecen a la comunidad.

Por tanto, cada portal requiere de una solución particular y es fundamental una adecuada información en esta fase, pues las condiciones son diferentes en cada caso. 

Solicita asesoramiento con nosotros para tu caso particular y evita así errores de planteamiento 

 


 

Nueva escalera & ascensor

Como consecuencia de lo explicado en el apartado de ascensor por el interior de la escalera, puede ocurrir que la anchura resultante, no es suficiente para introducir un ascensor de dimensiones suficientes. Ello obliga a un planteamiento diferente: Eliminar las escaleras actuales, y colocar un ascensor mas espacioso pero cambiando el diseño y disposición de la escalera.

A menudo, se permite ampliar esta hacia el exterior, ocupando parte de la fachada o patio. Puede ocurrir que existan ventanas colindantes que van a condicionar esta extensión al exterior.

Para ello se debe plantear la mejor manera para evitar que los vecinos desalojen el edificio, pudiendo realizarse sin este requisito que encarece y dificulta la obra.

Solicita asesoramiento para su caso concreto y encontraremos la mejor solución.

 


 

Ascensores a Cota 0

Hasta hace pocos años, era muy frecuente el caso de disponer de un ascensor pero con el inconveniente de que para llegar a él, debemos subir unos peldaños previos. Es muy frecuente que sean cerca de 8 peldaños previos, quizás porque los bajos comerciales suelen tener más altura, y así evitamos un ascensor de doble puerta, o porque gustaba colocar una alfombra en el portal o cualquier otro motivo.
En otros casos, puede haber un desnivel de 3 peldaños o incluso de una planta.
La cuestión es que en los proyectos de edificaciones, era práctica habitual y hoy en día nos damos cuenta del gran error que ello representa para las personas con movilidad reducida.
Significa una importante barrera arquitectónica que debe eliminarse, para dotar al edificio y los usuarios del máximo confort en los accesos. Este tipo de obra, la denominamos “cota cero”, que consiste en bajar a la cota cero (normalmente, la acera) el ascensor existente.
Buscar la solución para ello, no siempre es fácil. A veces, nos encontramos con locales que ocupan parte de la superficie requerida para hacer una entrada al ascensor y debe indemnizarse al propietario, otras veces que el foso nuevo cuelga sobre los garajes y no debe entorpecer el tránsito, étc.
En otras ocasiones, debe cambiarse el ascensor íntegramente ya que no resulta valido adecuar la cabina, porque debe abrirse otra puerta para acceder al ascensor que permita evitar los peldaños, y existen guías del ascensor actual que deben retirarse.
Puede aprovecharse en ocasiones para incorporar sistema de apertura automática en las plantas, sustituyendo a las existentes semiautomáticas.
El resultado, después de la obra ejecutada, y las molestias que ello ocasiona (se debe estar un tiempo sin ascensor, para reformarlo o sustituirlo) es fabuloso: La comodidad de llegar directamente a la vivienda sin tener que subir peldaños, en especial para personas con movilidad reducida, es un gran triunfo en su rutina diaria.


Dónde

Contacto

   656 780 339
   info@arquitectoimg.com
   Iparbide Kalea, nº 18
     48991, Getxo
     Bizkaia